Carrer de Còrsega, 237, Barcelona

Implantes dentales con poco hueso: ¿qué podemos hacer?

Implantes dentales con poco hueso: ¿qué podemos hacer?

Cuando se produce la pérdida de una o varias piezas dentales, ya sea por enfermedad o por traumatismo, la implantología constituye la solución más efectiva para evitar los problemas derivados tanto a nivel estético como funcional. Los implantes dentales permiten no solo volver a lucir una sonrisa bonita sino también plenamente funcional.

Pero ¿es posible colocar implantes dentales en pacientes con poco hueso? En estos casos, el proceso de implantología resulta más complejo, pero existen diferentes soluciones como te vamos a contar en este post.

¿Por qué se pierde hueso?                    

La falta de hueso para colocar un implante dental es un inconveniente importante. De hecho, no resulta recomendable realizar un tratamiento de implantología sin antes realizar una regeneración ósea siguiendo algunas de las técnicas que veremos más adelante.

Pero antes, es importante preguntarnos a qué se debe esa pérdida de hueso. Existen tres motivos principales que suelen estar detrás de este problema:

  • No solucionar de forma inmediata la pérdida de una pieza dental provoca una reducción del hueso por los huecos entre las piezas dentales.
  • Cuando el paciente sufre una periodontitis y esta no es tratada de manera temprana se producirá una retracción del hueso y de las encías.
  • El roce de una dentadura postiza mal ajustada acaba desgastando también la cantidad de hueso debido al movimiento y fricción de la prótesis.

Estos factores hacen que el hueso dental pierda altura, ancho y densidad, lo que provoca que colocar los implantes se vuelva mucho más difícil y con menos posibilidades de éxito. Salvo que se lleve a cabo una regeneración ósea como habíamos adelantado. Veamos cómo puede llevarse a cabo.

¿Cómo podemos recuperar el hueso perdido?                    

Existen múltiples técnicas de regeneración ósea aunque las más habituales para conseguir este objetivo son:

1.- Injertos óseos autólogos en bloque

Esta modalidad es una de las más clásicas y habituales. Consiste en obtener un segmento de hueso del propio paciente alejada de la zona de defecto y trasplantarlo a la zona de tratamiento para aumentar su cantidad.  Las zonas donantes de hueso mas habituales son:

  • Rama mandibular ascendente
  • Hueso de la región del mentón
  • Hueso parietal
  • Hueso de cadera

Tras la realización del injerto en bloque será necesario esperar entre 6 y 9 meses para poder realizar el implante en la zona tratada.

Implantes con poco hueso Implantes con poco hueso

 

2.- Regeneración ósea mediante la técnica del encofrado (Técnica Khoury)

Esta modalidad consiste en aumentar el hueso mediante la utilización de láminas de hueso cortical y virutas de hueso esponjoso obtenidas del propio paciente, habitualmente de la rama ascendente mandibular, que se colocan en forma de encofrado para reproducir de manera fiel la biología ósea humana.

Implantes dentales con poco hueso

3.- Regeneración ósea mediante la mallas o membranas preformadas

Esta modalidad esta cada vez mas de moda debido al avance las nuevas tecnologías y a la fiabilidad de la técnica. Consiste en diseñar una malla de titanio a medida para cada paciente mediante tecnología digital que se rellena de partículas de hueso del propio paciente mezcladas con hueso artificial. Las mallas a medida proporcionan una gran adaptación y estabilidad a la zona de tratamiento, factores que favorecen el éxito de la técnica.

Implantes con poco hueso

4.- Elevación del seno maxilar para colocar el implante en poco hueso

Los senos maxilares son dos cavidades rellenas de aire y revestidas de una membrana  de mucosa ubicadas a ambos lados del maxilar superior.

La técnica de elevación de seno maxilar consiste en elevar la membrana que reviste la zona del suelo del seno maxilar rellenando el espacio generado con hueso artificial de hidroxiapatita de calcio, consiguiendo así una mayor altura ósea en la zona posterior del maxilar que proporcione adecuada sujeción a los implantes.

Elevación seno maxilar

¿Existen técnicas alternativas a la regeneración ósea para poder colocar implantes dentales en pacientes con poco hueso?

1.- Implantes cortos.

Son implantes de dimensiones mas pequeñas y de ciertas cualidades que los hacen idóneos para colocar en los pacientes que tengan poca superficie ósea. Este tema será tratado en futuros post del blog.

2.- Implantes angulados.

Esta técnica ya ha sido mencionada con anterioridad en este blog y consiste en colocar los implantes de forma angulada con el objetivo de aprovechar al máximo el hueso disponible del paciente evitando asÍ la necesidad de realizar técnicas de injerto de hueso.

 

Como ves, existen diferentes opciones para poder colocar implantes dentales en pacientes con poco hueso.

Todas estas técnicas  deben ser realizadas por implantólogos expertos, de ahí que te recomendemos acudir a nuestro centro en el que encontrarás el mejor cirujano maxilofacial en Barcelona.

Lo importante es acudir a una clínica especializada como TMJ Clinic Barcelona. Aquí realizaremos un análisis profundo para determinar cuál es la mejor solución y realizar así un tratamiento de implantología con las mayores garantías.

 

Related Posts
1 Comment

[…] volver a abordar un tema que ya tratamos en un artículo pasado y que no es otro que el de los implantes dentales con poco hueso. Y nos gustaría hacerlo para hablarte de una de las soluciones de implantología más efectivas en […]

Comments are closed.