Carrer de Còrsega, 237, Barcelona

¿Cuándo recurrimos a las infiltraciones musculares para tratar un problema de la ATM?

¿Cuándo recurrimos a las infiltraciones musculares para tratar un problema de la ATM?

Aunque pueda parecer que los trastornos que afectan a la articulación temporomandibular son relativamente parecidos, lo cierto es que existe una gran variedad de problemas en la ATM que adoptan sintomatologías concretas y requieren tratamientos y técnicas específicas.

Por ejemplo, en ocasiones, la fisioterapia se convierte en una gran solución que alivia a los pacientes afectados, mientras que, en otros casos, es un complemento que facilita la mejoría a pacientes que han tenido que someterse a otras técnicas como las infiltraciones o incluso la colocación de una prótesis de la ATM.

A propósito de las infiltraciones, ¿recuerdas cuando en su día te hablamos de las punciones articulares como técnica para solucionar un problema en la ATM? Pues bien, hoy le llega el turno al otro tipo de infiltraciones que llevamos a cabo en nuestra clínica para solucionar los trastornos relacionados con esta articulación: las punciones musculares.

¿Sabes cuándo se recurre a esta técnica? ¿Y qué tipo de sustancias o fármacos se utilizan en las infiltraciones musculares? Pues hoy te lo contamos en este artículo.

Infiltraciones musculares: ¿cuándo se recurre a ellas?

Entre los diversos tratamientos disponibles para tratar los trastornos en la ATM, las infiltraciones musculares son una opción tan popular como efectiva en muchos casos. Este procedimiento implica la inyección de sustancias en los músculos afectados que rodean o intervienen en el movimiento de la articulación, con el objetivo de aliviar el dolor y mejorar la función muscular.

Las infiltraciones musculares se consideran una opción terapéutica cuando otros tratamientos conservadores no han proporcionado el alivio necesario. Generalmente, se suele optar por esta técnica en las siguientes circunstancias:

1.- Dolor mandibular  persistente:

Cuando los pacientes experimentan dolor severo y persistente en la región de la ATM que no responde adecuadamente a analgésicos orales, fisioterapia o terapias, las infiltraciones musculares pueden ser una alternativa viable.

2.- Espasmos musculares:

Los pacientes que sufren espasmos musculares crónicos, especialmente en los músculos maseteros y temporales, pueden beneficiarse de estas punciones musculares. Estos espasmos suelen estar causados por una tensión muscular constante que exacerba el dolor y la disfunción de la ATM.

3.- Inflamación localizada:

En casos donde hay inflamación localizada y marcada en los tejidos blandos de la región de la ATM, las infiltraciones pueden ayudar a reducir la inflamación y proporcionar un alivio más duradero comparado con otros métodos.

4.- Disfunción muscular (Síndrome miofascial):

Para pacientes con disfunción muscular significativa que afecta la apertura y cierre de la boca, las infiltraciones musculares pueden ayudar a restaurar la funcionalidad normal de la mandíbula al reducir la tensión en los músculos circundantes.

5.- Rehabilitación postquirúrgica:

Después de ciertos procedimientos quirúrgicos relacionados con la ATM, las infiltraciones pueden ser utilizadas como parte de la rehabilitación para ayudar a controlar el dolor y facilitar una recuperación más rápida y cómoda.

¿Y qué sustancias suelen infiltrarse en la ATM a nivel muscular?

El éxito de las infiltraciones musculares depende en gran medida de los materiales y medicamentos utilizados y que suelen ser algunos de los siguientes:

1.- Corticosteroides: Los corticosteroides, como la dexametasona y la betametasona, son ampliamente utilizados debido a sus potentes propiedades antiinflamatorias. Estos medicamentos reducen la inflamación y el dolor en la región afectada, proporcionando alivio prolongado.

2.- Anestésicos locales: La lidocaína y la bupivacaina son anestésicos locales comúnmente utilizados en infiltraciones musculares en la ATM. Estos agentes proporcionan alivio del dolor inmediato y pueden ayudar a identificar el origen del dolor al eliminar temporalmente la sensación en la zona tratada.

3.- Toxina botulínica (Bótox): La toxina botulínica es utilizada especialmente en casos de espasmos musculares crónicos, como te contamos en este post en el que abordamos sus ventajas principales. Al inhibir la liberación de acetilcolina en las terminaciones nerviosas, esta toxina reduce la actividad muscular excesiva, aliviando así el dolor y la tensión muscular.

4.- Sustancias regenerativas: En algunos casos, se utilizan sustancias como el plasma rico en plaquetas (PRP) que promueven la regeneración de tejidos y la cicatrización. Estos materiales pueden ser útiles en pacientes con daño muscular o articular significativo.

 

Como ves, las infiltraciones musculares, aplicadas directamente sobre los tejidos blandos que rodean o que intervienen en el movimiento de la ATM, pueden ser una gran ayuda o incluso la solución a los molestos síntomas de estos trastornos. Normalmente, compatibilizando estas punciones con la asistencia a nuestro servicio de fisioterapia de la ATM en Barcelona conseguirás resultados sorprendentes que mejorarán notablemente tu calidad de vida. Ven a vernos si notas dolores o molestias que crees pueden estar relacionados con la ATM.

Related Posts