Carrer de Còrsega, 237, Barcelona

Hipoplasia dental: qué es y cuál es el mejor tratamiento para solucionarla.

Hipoplasia dental: qué es y cuál es el mejor tratamiento para solucionarla.

Como ocurre con muchas patologías odontológicas, la hipoplasia dental es un trastorno mucho más común de lo que parece, aunque su terminología clínica no resulte muy popular. En cualquier caso, hoy vamos a contarte qué es exactamente, cuáles son sus síntomas, por qué se produce y, lo más importante, cómo se trata. Si no conocías este problema dental, seguro que te interesará conocer la respuesta a todas estas cuestiones.

¿Qué es la hipoplasia dental? 

Existe la hipoplasia y existe la hipoplasia dental. Y esto se debe a que la hipoplasia es un término médico que se utiliza para hacer referencia a la incorrecta formación que pueden sufrir algunas partes del cuerpo humano. Dicho de otra forma, la hipoplasia la sufren aquellas personas que durante su gestación y/o los primeros años de crecimiento no llegan a desarrollar plenamente un órgano vital o una parte concreta del cuerpo.

Y como seguro deducirás después de lo que te hemos adelantado, la hipoplasia dental hace referencia a un trastorno que causa un déficit de desarrollo en los dientes. Concretamente provoca la producción de una menor cantidad de esmalte, lo que dificulta una completa formación de las piezas dentales en la fase en las que están comenzando a erupcionar.

¿Cómo se detecta?

No quiere decir que las personas que padecen hipoplasia dental tengan sus piezas dentales a medio formar, pero al producir una menor cantidad de esmalte, algunas piezas pueden tener una apariencia menos consistente y, sobre todo, unas manchas blancas amarronadas en forma de surcos.

En definitiva, es un problema que se detecta a simple vista ya que afecta considerablemente a la estética dental e impide que los dientes tengan un color más blanco y uniforme.

En algunos casos puede ser muy leve y quizás no se aprecie tan bien a la vista, pero en otros casos será un trastorno más severo y hará que los dientes tengan una apariencia más desagradable, como si estuvieran sucios o deteriorados.

¿Qué factores causan la hipoplasia dental?

La hipoplasia dental surge durante el proceso de desarrollo de los dientes, de ahí que las causas que la motiven guarden relación con este periodo de crecimiento tan concreto.

Pues bien, en ese momento en el que se están formando los dientes, una inadecuada nutrición suele ser la causa que está detrás de esta escasa producción de esmalte. También puede deberse a infecciones severas o a enfermedades que afectan al nivel de calcio en el cuerpo. Son pocas las ocasiones en las que se puede achacar este problema a causas genéticas o de otro tipo, y siempre dependerá de cómo sea el crecimiento que experimente un niño.

¿Cómo puede tratarse la hipoplasia dental?

Para mejorar el esmalte dental de cualquier persona, padezca o no este problema, es fundamental evitar la ingesta excesiva de azúcar, ya que deteriora los dientes y puede causar fisuras en el esmalte. También se debe controlar el consumo de alimentos muy duros que puedan dañarlo. En definitiva, una alimentación sana y equilibrada, rica en hierro y calcio será fundamental para mejorar la producción del esmalte que cubre los dientes.

Y para quienes sufren hipoplasia dental, existen varias soluciones de estética dental para que no se aprecie. Recurrir a una u otra siempre dependerá del grado de intensidad con el que se padezca este problema. Algunos de los tratamientos más efectivos son:

1.- Sellado dental: es un procedimiento que se utiliza para proteger la superficie dental cuando la hipoplasia no es muy notable y no ha afectado a las piezas dentales en exceso.

2.- Blanqueamiento dental: permite eliminar los surcos oscuros que produce este trastorno y conseguir un tono más igualado y homogéneo en las piezas dentales.

3.- Microabrasión dental: consiste en pulir la capa de esmalte más externa y dañada para eliminar las manchas y surcos y después ponerle una fina capa de composite encima.

4.- Carillas o fundas dentales: se usan en los casos más severos en los que es necesario mejorar la apariencia y forma de los dientes y darles una uniformidad que mejore su estética. La elección de carillas o de fundas dependerá de cada caso y es algo que decidirá el odontólogo encargado de este proceso de mejora estética.

 

¿Habías oído hablar de la hipoplasia dental? Si tus dientes presentan manchas por una deficiente producción de esmalte, no dudes en venir a vernos a nuestra clínica dental en El Eixample para que valoremos cuál es el mejor tratamiento.

Related Posts