Carrer de Còrsega, 237, Barcelona

Estas son las principales causas de las abfracciones dentales.

Estas son las principales causas de las abfracciones dentales.

Como ocurre con otros trastornos dentales, su nombre clínico es mucho menos conocido que sus signos y síntomas que, por desgracia, los sufren muchas personas actualmente. Nos referimos a las abfracciones dentales, unas lesiones que afectan a la superficie dental causando daños en el tejido dental duro. Hoy queremos contarte qué son estas lesiones y, sobre todo, hacer hincapié en sus principales causas, ¿te interesa?

¿Qué son las abfracciones dentales?

Las abfracciones dentales pueden definirse como lesiones estructurales que afectan a la superficie dental, provocando una pérdida gradual del esmalte y la dentina (tejido dental duro).

Se manifiestan en forma de pequeñas fisuras, generando desgaste en el cuello de los dientes y, en algunos casos, acabando con una posible fractura dental. La cuestión es que, además de sus consecuencias estéticas evidentes, ponen en peligro las piezas dentales haciendo que se rompan y, sobre todo, dando lugar a episodios de alta sensibilidad dental difícil de controlar.

Una de las peculiaridades de las abfracciones dentales es que suelen producirse en las llamadas áreas de concentración de estrés dental, es decir, en caninos, premolares y primeros molares, entre otros motivos, por la carga biomecánica de esas zonas.

En definitiva, una abfracción dental es una alteración en la capa exterior de una pieza dental que, en vez de estar causada por agentes bacterianos (como suele ocurrir, por ejemplo, cuando aparece una caries), está causada por la presión y la fuerza que en un momento dado se ejercen sobre esas piezas dentales.

¿Cuáles son las causas que están detrás?

Pues ya sabemos que en estas lesiones, la acción bacteriana no tiene nada que ver sino que el ejercicio de una presión y una fuerza constante o excesiva la que las causa. De acuerdo con esto, veamos algunas de las principales causas de las abfracciones dentales:

1.- Bruxismo:

Como era de esperar, una de las terribles consecuencias del bruxismo a medio y largo plaza es la aparición de estas lesiones dentales. Esto no quiere decir que todas las personas que padecen este problema terminen sufriendo abfracciones dentales, pero sí ocurre con frecuencia como hemos comprobado analizando los casos de pacientes que acuden a nuestros especialistas en fisioterapia de ATM en Barcelona.

2.- Esmalte dental más fino y débil:

Otra de las causas que facilitan la aparición de abfracciones dentales es tener un esmalte un poco más fino de lo normal. Cuando la capa externa de las piezas dentales es más débil existen más posibilidades de que, ante cualquier fuerza biomecánica, se produzca una fisura o incluso una rotura de los prismas del esmalte.

3.- Contactos dentales prematuros:

Los contactos dentales prematuros son debido a una mordida desequilibrada en zonas con más carga masticatoria que otras. En las piezas en las que la carga es mayor, puede producirse una abfracción. Es frecuente cuando existen maloclusiones dentarias, pero también cuando un paciente lleva prótesis mal ajustadas.

4.- Ingesta excesiva de cierto tipo de alimentos:

El consumo frecuente de alimentos ácidos así como la exposición a erosiones ácidas, puede agravar la reducción de esmalte y dentina dental incrementando el riesgo a sensibilidad y fractura de dientes.

 

¿Qué hacer si notas una abfracción dental? Pues para que no llegue a provocar que la pieza dental se quiebre o la sensibilidad llegue a ser insostenible, lo mejor es detectar a tiempo sus causas y comenzar a tratarla.

En nuestra mano está la vigilancia, el análisis de su evolución y la recomendación de mecanismos que te alivien, como por ejemplo, dormir con una férula de descarga que resulte efectiva para paliar los efectos del bruxismo. En todo caso, las revisiones periódicas juegan de nuevo un papel clave para atajar estas lesiones a tiempo, ¡no te saltes ninguna de tus citas en TMJ Clinic Barcelona!

Related Posts